Búsqueda personalizada
Viaje por el Tíbet

Lhasa es la capital del Tíbet y descansa a 3.650 metros de altitud en el corazón en pleno altiplano tibetano, en cuya geografía proliferan cordales montañosos pertenecientes a la cadena del Himalaya.

En el centro de la ciudad de Lhasa, en el animado barrio viejo o de Barkhor encontramos el verdadero corazón del Tíbet donde todos los tibetanos proyectan su fe; el Jokhang, el templo más sagrado para los budistas tibetanos (los peregrinos) que acuden de todos los rincones del Tíbet y de todas las regiones y países en el Himalaya vestidos de exóticos trajes regionales.

Pero sin duda es el Potala el edificio más famoso de Lhasa. El gran palacio residencia de los Dalai Lama desde el siglo XVII que fue durante varios siglos el edificio más alto del mundo. Su visita es impactante.

Desde los dorados tejados del Palacio de Potala se puede disfrutar de una espectacular vista de la ciudad del Lhasa. Las salas dedicadas a los diferentes Dalais, de riquísima imaginería, nos muestran lo más fino del arte tibetano. Estatuas policromadas de los diferentes budas, bodisatvas y personajes relevantes del Tíbet, las famosas tancas, pinturas ceremoniales... Destaca especialmente la tumba del quinto Dalai lama, una enorme estupa enjaezada de pedrería, oro y plata y que es la más venerada por ser el fundador del Potala.

Resulta muy interesante la visita a los monasterios cercanos a Lhasa, como el de Sera o el de Drepung y también los jardines y residencia de verano de los Dalai lamas, Norbulinka.
Lhasa es un ciudad mítica que siempre se ve envuelta en un halo invisible de espiritualidad en el conocido como reino de las Nieves donde la cristalina atmósfera y los sublimes paisajes del Himalaya atrapan y transforman a todo viajero que trata de descubrir Tíbet.
VUELOS INTERNACIONALES / ALGUNOS DESTINOS TURÍSTICOS
OTROS TEMAS INTERESANTES
 
lo+buscado