Búsqueda personalizada
La isla de Madeira

Madeira es conocida como el tesoro atlántico de Portugal. Naturaleza, lujo, bienestar y paz son algunos de los atractivos que ofrece la isla de Madeira para disfrutar de unas fantásticas vacaciones.

Madeira es una isla en la que predomina el descanso y el bienestar. El centro de la isla está ocupado casi completamente por elevados picos volcánicos y profundos barrancos. El agua abunda en las montañas del norte de la isla, pero escasea en el sur, donde gracias a al suelo fértil, se concentra la actividad agrícola. Buscando una manera de almacenar el agua y llevarla a los bancales y llanura de cultivo, los primeros colonos de la isla construyeron los canales de riego que forman la base de la extensa red actual de las llamadas "levadas". Ahora, sus más de mil kilómetros de recorrido son el escenario perfecto para practicar senderismo.

Madeira es una isla de asombrosos contrastes en la que apenas unos pasos separan el encanto urbano de la capital, Funchal, de la maravilla natural de los bosques primitivos que cubren los riscos y cañones del interior de la isla.

Las soleadas laderas meridionales están densamente habitadas con haciendas cubiertas de azulejos rojos, perdidas en un mar de vides y bananos.

En las laderas septentrionales, más despobladas, abundan los bosques de lauráceas, habituales ahce siglos en Europa, pero actualmente desaparecidos, excepto en algunas zonas de Canarias, Azores o Madeira. Sobre todo en Madeira, que los conserva como un tesoro.

A lo largo de la franja costera, pequeños bancales se aferran a las empinadas vertientes formando un colorido mosaico de distintas tonalidades de verde.

En Madeira existe una amplia oferta de actividades al aire libre: travesías en barco, vuelos en helicóptero, pesca de altura, golf, buceo...

Los amantes del deporte encuentran en Madeira el destino ideal para olvidarse del mundo y relajarse en un ambiente de paz y confort.

Descansar, hacer deporte, disfrutar del sol y del mar, de las piscinas y de la naturaleza.

Con un clima privilegiado, Madeira disfruta de una eterna primavera. Con unas temperaturas similares a las de Canarias, entre los 19 y los 23 grados. Es así que el turismo de Madeira no entiende de estaciones. Pero a lo largo de los 2.333 kilómetros cuadrados de la isla, el clima es muy cambiante, descendiendo la temperatura y aumentando la humedad a medida que se asciende hacia las montañas.

Más información en www.turismomadeira.pt

QUINTAS DE MADEIRA:

* Antiguas casonas tradicionales convertidas en hoteles familiares de lujo (atención personalizada y calidad)

www.quintas-madeira.com

 

Vuelos a la isla de Madeira

La aerolínea portuguesa TAP vuela a Madeira con destino y origen en su capital Funchal desde Madrid y Barcelona con escala en Lisboa.

Web TAP Portugal:

www.flytap.com

VUELOS INTERNACIONALES / ALGUNOS DESTINOS TURÍSTICOS
OTROS TEMAS INTERESANTES
 
lo+buscado